EL DIOS ADAD, ¡DIOS MESOPOTAMICO DEL RAYO Y LA LLUVIA!

Para conocer al Dios Adad primero hablaremos de la civilización de Mesopotamia surgió durante la Edad Media, se encontraba ubicada entre los ríos Tigris y Eufrates, en la zona de Oriente Próximo. Su religión estaba basada en el politeísmo, por lo que cada ciudad creía en distintos Dioses, que normalmente representaban como fenómenos naturales. Los mesopotámicos no creían en la vida después de la muerte, ya que veían a la religión como una recompensa.

Dios Adad

Fueron los primeros en prosperar en la agricultura y el cultivo de cereales, así como también en el desarrollo de la escritura que fue denominada cuneiforme. También progresaron en las matemáticas y la astronomía.

¿Quién es el Dios Adad?

Adad es el Dios de la mitología mesopotámica más importante para la comunidad agrícola, ya que era el encargado de hacer crecer o destruir las plantas con su poder de trueno y lluvia. Se le conoce como Hadad en arameo, Isku, Ishkur en sumerio o Adad en acadio por ser el hijo de Anu o An, el Dios de los cielos.

El centro de su culto estaba al sur de Karkara, y el templo al que recibía culto era E.nam.khe. Después se le otorgó un segundo templo junto al de su padre Anu, ya que existían confusiones entre los devotos por no saber a cual asistir. Adad era representado como un toro o un león, y sus rugidos como truenos.

Origen Del Dios Adad

La creación del Dios Adad empieza cuando Enki, el dios de la mitología sumeria pone a su cargo las lluvias y los vientos sobre las tierras. Existen registros de culto desde el Dinástico Arcaico (2900-2334 a. C) ya que su representación está en las primeras listas de dioses que aún se conservan.

 Adad por una parte podía ser bueno al traer las lluvias para las tareas agrícolas, ya que esto hacía que la tierra se volviera fértil; y por otra parte podía ser malo al mandar a sus enemigos tormentas que podían provocar daños y destrucción. La perspectiva que tenían de este Dios variaba dependiendo el lugar. Dependía de la frecuencia de las lluvias, ya que al Norte de Mesopotamia los cultivos necesitaban más de ellas para prosperar.  La faceta poderosa que tenía ante el pueblo de Mesopotamia le proporcionaba un aspecto de ser una fiera y un Dios guerrero.

¿Cómo se representa este Dios?

El símbolo de Adad es representado con un trueno, un rayo, o en ocasiones por medio de un tallo floreciente que significa el lado bueno del Dios. Normalmente se le representa sujetando los rayos como si estuviera a punto de lanzarlos, y con el símbolo del Dios del Sol Šamaš, sobre su cabeza. Iskur está acompañado por una bestia sobrenatural que se representa como una especie de león-dragón, mientras que Adad está acompañado por el animal con el que se representa, que en este caso es un toro. Podía ser relacionado con otros dioses de diferentes culturas, ya que existían muchas similitudes entre ellos, en especial porque tienen la misma deidad.

Dios del rayo y la lluvia, Adad

Su importancia en la mitología mesopotámica

Este Dios además de ser reconocido por ser el hijo de Anu y Ki, dioses de los cielos y las tierras, también era importante por su deidad con las lluvias y tormentas. En la religión, Adad es el encargado de gobernar la lluvia y la germinación del cultivo, con el poder de que sean fértiles. Muchos lo consideraban el protector de la vida y el crecimiento de la agricultura, su ausencia podía causar la sequía, el hambre y hasta la muerte. Por lo que era llamado para provocar lluvias en las tierras de los enemigos. Se hacia como una muestra de poder y también lo solicitaban cuando los cultivos tenían mucho tiempo sin ser regados.

Adad era tan venerado que cuando llegó el monarca Hammurabi al trono ordenó la construcción de su templo, donde el pueblo pasaba el tiempo adorándolo

Información Arqueológica sobre esta deidad

El templo de Anu-Adad fue construido durante el reinado de Tiglath-Pileser (1115-1075 a. C.), y se encuentra ubicado en Assur. Su planta eran dos capillas idénticas pero separadas por un angosto pasillo, situadas entre las dos torres altas cuadrados del templo doble.

En Damasco se construyó un templo arameo dedicado a Adad, llamado el Templo de Júpiter. Los romanos asociaban a Adad con Júpiter, por lo que decidieron construir este templo. La construcción empezó durante el gobierno de Cesar Augusto y  terminó durante el gobierno de Constancio II. El templo atraía a muchas personas  durante las fiestas, por lo que Damasco se volvió famosa por ser la ciudad de Júpiter.

Relatos de Sanjuniatón

En sus relatos, Sanjuniatón nombraba a Adad como Demarûs. Él creía que Adad era el hijo del “cielo” y tenía una pareja que estaba embarazada y se entregaba al Dios Dagón en ese estado. Es “el cielo” quien lucha contra Ponto, que en este caso es el “Mar”; es por eso que el Cielo se alía con Adad, por lo que Adad también entra en el conflicto pero es derrotado. La historia termina antes de saber qué pasa con Adad. Este relato considerado como una combinación entre dos relatos sobre los padres de Adad. Uno es tradición ugarítica, donde Dagón es el padre de Adad.

Relación de la deidad Adad con otros Dioses

Adad era el hijo de Anu el Dios de los cielos y de Ki la Diosa de la tierra, junto con su hermano gemelo Enki el Dios de las artes y la arquitectura sumerio. Al ser el único Dios que tiene un gemelo sus poderes se hacen más fuertes, por lo que la efectividad de sus acciones ocasionaba un gran temor en su pueblo.

Su esposa Šala es la diosa de los granos y cultivos, con quien tuvo un hijo llamado Gibil o Girra, el Dios del fuego y responsable de la quema de los terrenos.

Todos estos dioses eran adorados por su poder en los cultivos, y junto a ellos también eran venerados los dioses de la pesca.  

El Dios Adad fue una de las principales divinidades en toda Mesopotamia, y se le conocía de diferentes formas. Por ejemplo en Babilonia y Asiria se le conocía como Adad, en Anatolia como Teshub, en Fenicia como Baal, en Israel como Yahvé y en Grecia como Zeus. Se le rendía culto en todo el Próximo Oriente, ya que era simbolizado como la fuerza física y moral.

MÁS SOBRE MITOLOGÍAS

¿Quieres seguir aprendiendo sobre Mitología y Dioses de culturas ancestrales? Entonces sigue tu viaje por la web del Reino Divino.